fbpx

Una buena alimentación en verano.

Con la llegada del verano solemos tener menos apetito, pero también es más fácil
adquirir hábitos que pueden no ser tan saludables. Los días se alargan y pasamos más
tiempo fuera de casa, salimos más con amigos, cenamos más tarde y seguir una rutina
saludable es más complicado. Es más fácil desequilibrar nuestra dieta pero el verano
puede ser también aliado para la salud.

El sol y las altas temperaturas hacen que sudemos y perdamos líquidos, lo que facilita
la deshidratación.

¿Qué alimentos recomendamos?

Las frutas y verduras de temporada deben ser la base de la alimentación.
Podemos incorporar a la dieta hortalizas y verduras con platos refrescantes y sencillos
como el gazpacho, sopas frías, salmorejo, ensaladas. Nos aseguramos un buen aporte
de vitaminas, antioxidantes, polifenoles, fibra y agua.

Es un buen momento para incorporar proteína vegetal y reducir el consumo de
proteína animal. La carne, sobre todo la roja, es más difícil de digerir. Es mejor
decantarse por alimentos frescos y bajos en grasas; la grasa retrasa el vaciado del
estomago y hace las digestiones más pesadas. Mejor grasas saludables como el
aguacate, frutos secos, aceite de oliva virgen.

Las legumbres son ideales para preparar ensaladas con hortalizas de temporada.

Con el buen tiempo la actividad física es básica para mantenernos en forma y sanos. Ya
sea en el mar o en la montaña, existen muchísimas actividades al aire libre que
podemos practicar.

En resumen, este verano, tomad mucha agua y combinad una buena alimentación
basada en frutas y hortalizas frescas con ejercicio físico.

¡Buen verano!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies