fbpx

Los antioxidantes, nuestros pequeños aliados

El estilo de vida actual en el que abunda el estrés, la contaminación ambiental, el tabaco, el sedentarismo y una dieta poco equilibrada, entre otros, son factores que aumentan la concentración de radicales libres en nuestro organismo.

Los radicales libres son moléculas que contienen un electrón sin emparejar, cosa que las hace muy reactivas con la capacidad de desequilibrar nuestro organismo. Aunque el cuerpo dispone de mecanismos propios que permiten luchar contra los radicales libres, nosotros podemos potenciar esta acción a través de la alimentación.

La mayor parte de frutas y verduras, así como las especies contienen una gran variedad de vitaminas, minerales y fibra, todos con capacidad antioxidante, una alimentación que aporte todo lo que necesitamos para nuestras defensas debe incluir.

  • Vitamina E: Presentes en cereales de grano integral como el arroz, el aceite de oliva y los frutos secos.
  • Vitamina A: Sobretodo en verduras de color verde o de colores rojo, naranja y amarillo, aunque también se encuentran en verduras como el brócoli o espinacas.
  • Vitamina C: Presente en las frutas cítricas, los tomates, las patatas, los pimientos, el kiwi y los frutos del bosque, se encargan de proteger y mejorar el sistema inmune.
  • Hierro: Se encuentra en las carnes, pescado y huevos.
  • Zinc: Las fuentes alimentarias de este mineral son el marisco, semillas de calabaza, legumbres, frutos secos, carnes y pescados.

CONSEJOS PARA REFORZAR NUESTRAS DEFENSAS

Cuidar nuestro sistema digestivo siguiendo una dieta rica en fibra, prebióticos y probióticos nos permite mantener una flora bacteriana saludable, de esta forma reforzamos también nuestro sistema inmunitario.

Seguir una dieta rica en fruta y verdura, para aportar todas las vitaminas y los minerales que intervienen a la hora del buen funcionamiento de nuestro sistema inmune.

Respetar los días de descanso, hay que tener en cuenta y respetar las horas de sueño, ya que es cuando nuestro cuerpo se encarga de regenerar todas las células de nuestro cuerpo.

¿La conclusión?

Mantener una alimentación equilibrada a base de verduras, frutas, proteína y cereales integrales que contengan una gran cantidad de antioxidantes, respetar las horas de sueño ya que es cuando el cuerpo repara las células y hacer ejercicio físico de forma habitual. Todo esto hace que nuestro cuerpo estimule y mantenga de manera natural nuestro sistema inmunológico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies